En servidores en producción es una temeridad vivir sin un RAID 1 como mínimo, ya se hardware o software. No obstante a veces quedan esos servidores viejos o olvidados que están funcionando con un único disco duro sin RAID alguno.

En esta entrada vamos a documentar el procedimiento para añadir un segundo disco duro al servidor y preparar todo el entorno para que pase a ser el mismo servidor pero con un RAID 1 de 2 discos.

  • Añadir un nuevo disco duro (sdb) del tamaño que deseemos, si es igual que el actual (sda) podremos aprovechar el viejo, si es superior deberemos añadir otro al nuevo igual cuando se haga el intercambio de discos. En este ejemplo ambos discos serán del mismo tamaño.
  • Particionar el nuevo disco duro, en nuestro caso dos particiones de tipo RAID las dos.
    /dev/sdb1: para la swap
    /dev/sdb2: para los datos

Este es el resultado de nuestro particionado. Importante que sean de tipo RAID y que la partición de datos sea de arranque (sdb2).

Procedemos a instalar la herramienta mdadm que será la encarrgada de gestionar nuestro RAID por software, además otras utilidades que nos harán falta.

Seguidamente creamos dos RAIDs, uno para datos y otro para la swap. Observar como el RAID será de momento de 1 único disco, con el parámetro «missing«.

Podemos seguir preparando el entorno formatear y sincronizar los datos del disco duro principal (sda) al nuevo disco duro con RAID (sdb).

Ahora estamos dentro de nuestro sistema viejo pero como si estuviera funcionando con el RAID. Ahora debemos de realizar unos últimos retoques para que el servidor arranque con el disco con RAID.

Seguimos con mas ajustes, falta generar la configuración del RAID, ya que en el momento de la instalación de mdadm no había ninguno definido y la configuración es incompleta.

Aún nos queda pendiente instalar el gestor de arranque GRUB en el nuevo disco (sdb) con RAID.

Llegados a este punto, tenemos el nuevo disco con RAID (sdb) preparado para arrancar, ahora intercambiaremos los discos, de tal modo qué sda será sdb y sdb será sda.

Podemos volver a arrancar el servidor, sino hay ningún problema arrancará con el nuevo disco trabajando ya en RAID.

Una vez verificado y seguros al 100% que todo es correcto y funcionando sin problema alguno podemos proceder a añadir el disco duro antiguo (¡¡ahora sdb!!) al RAID.

Y para ir finalizando añadimos el viejo disco duro (sdb) al conjunto del RAID.

Con este último reinicio ya tenemos nuestro servidor funcionando con un RAID 1. Para terminar un último paso no menos importante.

Os facilitamos otra entrada con el mismo objetivo, cambiar un entorno Linux de un único disco sin RAID a un sistema RAID 1 con la herramienta Raider que os va a facilitar la tarea manual que se ha explicado aquí.

(201 visitas en total, 1 visita/s hoy)
Tagged with →  
Share →

2 Responses to Cambiar entorno Debian de un único disco sin RAID a un sistema RAID 1 manualmente

  1. […] una entrada anterior vimos como cambiar un servidor Debian con un único disco sin RAID, a un entorno de RAID 1 por software manual…, paso a […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.